La Coca Cola es una de las bebidas refrescantes consumidas a nivel mundial. Lo que surgió en forma de jarabe, como un remedio casero para los problemas digestivos, eleva cada día más su oferta y demanda. Su consumo, entre otros efectos, es capaz de producir sensación de placer en las personas, lo que la llevo a ser consumida de manera abusiva. Sin embargo, sus compuestos ocasionan grandes y graves problemas de salud que pueden llevar a convertirse en un adicto o, inclusive, a la muerte.

Las adicciones son un problema de salud a nivel mundial que cada día afecta más a la población y, sobre todo, a la que se encuentra en edad juvenil. Muchas son las sustancias que se han utilizado de manera abusiva, entre ellas se destacan las bebidas energizantes. Un gran problema en este sentido es que los consumidores de estas sustancias no consideran que, al ser consumidas de manera desproporcionada, pueden acarrear serios problemas a la salud.

Muchas han sido las controversias alrededor de las bebidas de Cola con respecto a la salud. A lo largo de su historia se han desatado argumentos tanto a favor como en contra, desde aquellos que dicen que la Coca Cola es medicinal porque «sube la presión», hasta los que afirman que la Coca Cola produce enfermedades graves. Según la Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor (AMEDEC), el consumo de los refrescos de cola «constituye la más grave distorsión de nuestros hábitos de alimentación».

A pesar de esto, la Coca Cola es considerada una de las bebidas más consumidas en el mundo. La bebida que surgió como un alivio para mejorar manifestaciones digestivas se ha convertido en la tercera más valiosa del mundo, según la consultora Interbrand, así como la más famosa, con un grado de reconocimiento del 94 % de la población mundial. Actualmente muchas personas reconocen en ella una fuente de sensación de placer, lo que los ha llevado a su consumo con fines recreacionales, un gran número de ellas acabando en el camino de la adicción. Algunos autores hacen referencia a la palabra infierno cuando hablan sobre las manifestaciones de abstinencia que vive el adicto cuando cesa su consumo.

Tomar una lata de Coca Cola cada cierto tiempo no supone ningún problema, pero cuando el consumo de Coca Cola se convierte en una necesidad (e incluso sustituimos el agua por el refresco) debemos preguntarnos qué es lo que sucede y qué perjuicios puede causar este consumo excesivo de Coca Cola a nuestro organismo.

El creer que esta bebida es favorable para la salud constituye un gran error. A su dulce y refrescante sabor se suman una serie de sustancias tóxicas, que llevan a alteraciones metabólicas en el organismo. Las mismas desembocan en la aparición de enfermedades que pueden desencadenar grandes complicaciones, incluyendo la muerte en caso de ingesta de grandes volúmenes, como puede suceder en un adicto a esta sustancia.

Desde hace unos años se vienen haciendo diferentes campañas de salud con las que se pretende que las personas eliminen bebidas como la Coca Cola de su dieta. Sin embargo, las cifras de consumidores de este producto siguen siendo muy alarmantes. Algunos artículos hacen referencia a que cada 24 horas se consumen en el mundo 1600 millones de productos Coca Cola. La propia empresa productora ha reconocido los efectos a corto y largo plazo que han venido produciéndose en los grandes consumidores y ha desarrollado estrategias para minimizar este problema, lo cual se refleja en las últimas versiones del producto que han salido al mercado.

Daños a la salud por consumo adictivo de Coca Cola.

La vida de un adicto a la Coca Cola se sumerge en una franca dependencia del gustoso líquido que lleva al individuo a consumir desde 3 hasta 10 bebidas diarias. La aparición de enfermedades crónicas no trasmisibles, como el asma bronquial, la diabetes mellitus y la obesidad, forman parte del final de la vida de estas personas. Las manifestaciones que se presentan al cesar su consumo se comparan con la abstinencia a narcóticos.

A pesar del volumen de investigaciones que se han venido realizando, solo un pequeño porcentaje de la población, incluyendo profesionales de la salud, conocen cuan riesgoso es el consumo sistemático y en grandes cantidades de la Coca Cola. Teniendo en cuenta la gran gama de bebidas derivadas de la Coca Cola que existe, la apertura en nuestro país al mercado internacional, así como el desconocimiento y/o referencias que se tiene de esa bebida, es necesario abordar este tema, señalar los efectos que tiene sobre la salud y profundizar en el manejo del adicto.

Por tales razones, la investigación se propuso como objetivo: describir las causas y consecuencias del consumo abusivo de Coca Cola