La clorofila no es solo cosa de las plantas. Aunque tendemos a asociar esta sustancia al proceso de fotosíntesis básico para el desarrollo de los vegetales, la verdad es que resulta muy importante para la salud de las personas. Te explicamos los beneficios de la clorofila para el cuerpo.
Hay que tener en cuenta que la clorofila es un compuesto que tiene una estructura muy parecida a la hemoglobina, aunque en este caso su núcleo central es el magnesio. Este pigmento verde está presente en algas, cianobacterias y casi todas las plantas. Por lo tanto, tenemos muy fácil acceder a él, y disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece para el organismo.

PROPIEDADES DE LA CLOROFILA

Diversos estudios han descubierto los beneficios de la clorofila para el cuerpo, incidiendo en el funcionamiento de diversos órganos y sistemas, como el inmunológico, el digestivo y los riñones, entre otros.
Para empezar, ayuda a oxigenar la sangre y aumenta su cantidad en el organismo. Gracias a ello, el oxígeno se reparte mejor por todas las células del cuerpo, un factor fundamental para la salud cardiovascular.
Igualmente, el consumo de clorofila favorece la eliminación de toxinas del cuerpo, así como la limpieza del colón. De esta manera, el organismo puede funcionar mucho mejor. Gracias a este proceso de desintoxicación del cuerpo y a su aporte en antioxidantes – especialmente vitaminas A, C y E – se considera que también puede prevenir la aparición de ciertos tipos de cánceres.
Además, este compuesto natural mejora las defensas del cuerpo gracias a su capacidad de alcalinizar la sangre, lo que frena el desarrollo de virus y bacterias.
Y más beneficios de consumir clorofila: esta sustancia protege el colon, el hígado, el estómago y la vesícula y ayuda a eliminar el exceso de ácido. Por lo tanto, consigue mejorar el estado de salud general de sistema digestivo y la eliminación de problemas tan habituales como las flatulencias, el mal aliento o las digestiones pesadas.

OTROS BENEFICIOS DE LA CLOROFILA

Incluir la clorofila en nuestra dieta diaria también ayuda a equilibrar el colesterol y la glucosa en sangre. También mejora la capacidad de asimilar nutrientes y estimula la producción de estrógenos, lo que repercute de manera directa en la mejora de los problemas menstruales.
La clorofila también mejora la absorción del calcio, lo que beneficia el buen estado de huesos y dientes. De hecho, también se usa como enjuague para una correcta higiene bucal.
La lista de beneficios de la clorofila para el organismo incluye también la eliminación de la caspa del cuero cabelludo, y la mejora del rendimiento muscular y nervioso. En consecuencia, es adecuada para deportistas.

¿CÓMO CONSUMIR CLOROFILA?

Los vegetales verdes tienen un alto contenido en clorofila, por lo que su ingesta habitual te garantiza mantener el nivel de este compuesto en el organismo. Incluye en tu lista de la compra espinacas, lechuga, acelgas, apio, algas…y cualquier otra variedad que te guste.
Se recomienda consumir estos productos crudos, ya sea en forma de ensalada u otras recetas como los saludables batidos verdes, en los que puedes mezclarlos también con frutas como la manzana o el mango.
De todos modos, si no te gustan las verduras o no ves viable su preparación, ten en cuenta que se comercializa clorofila líquida, que puedes adquirir en herboristerías y tiendas naturistas.
Ayudar al buen funcionamiento de tu cuerpo de manera natural es más fácil de lo que crees. Tan solo tienes que incorporar a tu rutina de alimentación diaria la clorofila, un compuesto con numerosas propiedades para el funcionamiento de los diversos órganos y que se encuentra en la mayoría de vegetales.